Apartarse

El Señor llama a todos los que son fieles y leales a su ley a que se aparten de toda conexión con aquellos que se han puesto en el bando del enemigo.
(Carta 256, 1 agosto 1906)