Autoestima

Un alma vale más que todo el mundo.
(R&H, 3 de mayo, 1892)

En el reino de Dios no hay fronteras nacionales, ni castas, ni aristocracia;”
(HA, 17)

El cargo no engrandece a un hombre ni en una jota ni en una tilde.
(TM, 362)

Dios no reconoce distinción por causa de nacionalidad, raza o casta.
(PR, 274)