Bebida

La bebida embriagante coloca al hombre enteramente bajo el dominio del demonio.
(Temperancia, 29)