Consignas

Hay tres consignas en la vida del cristiano que deben ser observadas si deseamos evitar que Satanás nos gane la delantera; a saber; Velar, orar y trabajar.
(T2, 255)