Credenciales

Los leales y fieles llevan las credenciales del cielo.
(TM, 17)

Juan no había reconocido la autoridad del Sanedrín ni pedido su aprobación sobre su obra; y había reprendido a los gobernantes y al pueblo, a fariseos y saduceos por igual. (…) Aunque él no le había manifestado deferencia, el Sanedrín estimaba que, por enseñar en público, se hallaba bajo su jurisdicción.
(DTG, 106)