Jóvenes

No hay mas de la mitad de los jóvenes que hacen profesión de religión y de la verdad, que se hayan convertido realmente. (C.P. Jóvenes, 129)

Satanás (…) sabe perfectamente que nadie puede hacer tanto bien como los jóvenes y las señoritas consagrados a dios.
(C.P. Jóvenes, 202)

Se debería mostrar a los jóvenes que ellos no tienen la libertad de hacer lo que quieren con sus vidas. (C.P. Jóvenes, 232)

Muchísimos jóvenes instruidos religiosamente en casa, que van a las escuelas comparativamente inocentes y virtuosos, llegan a corromperse por el trato con compañeros viciosos. Pierden el respeto propio y sacrifican los principios nobles.
(Consejos Maestros, 272)

Padres, la inacción es la mayor maldición que jamás haya caído sobre la juventud.
(Consejos Maestros, 274)

No hay uno entre veinte jóvenes, que sepa lo que es la religión experimental. (C.P. Jóvenes, 382)

¿Por qué nuestros jóvenes, aun los de edad madura, son tan fácilmente inducidos a la tentación y al pecado? La razón está en que no se estudia la Biblia ni se medita en ella como se debe.
(Consejos Maestros, 427)

Es la falta de religión, la falta de santidad, lo que infunde timidez a los jóvenes, pues su vida los condena. ellos saben que no viven como debieran vivir los cristianos, por lo tanto, no tienen confianza ante dios, ni ante la iglesia. (Testimonios T1, 47)

No están verdaderamente convertidos ni siquiera la mitad de los jóvenes que profesan la religión y la verdad.(Testimonios T1, 51)

Nunca habéis muerto al mundo. amáis todavía sus placeres; os deleita conversar de asuntos mundanales. pero, cuando se introduce la verdad de dios no tenéis nada que decir. (…) la verdad de dios no mora en vosotros. (Testimonios T1, 52)

Los jóvenes tienen una influencia poderosa unos sobre otros.
(Testimonios T1, 137)

La influencia de los que profesan ser cristianos pero manifiestan un espíritu mundanal, perjudica a los jóvenes. (Testimonios T1, 154)

Los jóvenes pueden tener un conocimiento de la verdad y creerla, pero sin vivirla. los tales poseen una fe muerta. (Testimonios T1, 235)

(Jóvenes) Todos ejercéis una influencia para bien o para mal sobre la mente y el carácter de los demás. (Testimonios T1, pg. 347)

Los jóvenes tienen facultades que, debidamente cultivadas, los capacitarían para ocupar casi cualquier puesto de confianza.

(Testimonios T1, pg. 351)

No hay ni siquiera un joven de cada cien que sienta la responsabilidad que Dios le ha dado.
(T5, 108)

Dios llamará a los jóvenes para llenar los lugares vacantes por la muerte y la apostasía.
(Carta 98 a, 9 abril 1897)

Los jóvenes de mente pura, por medio de su relación con compañeros del colegio cuyos hábitos están corrompidos, pierden su pureza de carácter y se vuelven viciosos y degradados.
(Testimonios para la Iglesia, T4, 419)

La falta de esta preparación necesaria excluirá (del cielo) a la mayor parte de los jóvenes que profesan el cristianismo; porque estos no trabajan con bastante fervor y celo para obtener el reposo que queda para el pueblo de Dios. No quieren confesar sinceramente sus pecados, para que les sean perdonados y borrados.
(1JT, 48)

El deseo de excitación y agradable entretenimiento es una tentación y una trampa para el pueblo de Dios y especialmente para los jóvenes. Satanás está preparando constantemente seducciones que distraigan las mentes de la obra solemne de preparación para las escenas que están a punto de sobrevenir. Por medio de los agentes humanos, mantiene una excitación continua para inducir a los incautos a participar en los placeres mundanales. Hay espectáculos, conferencias y una variedad infinita de entretenimientos calculados para inducirlos a amar al mundo; y esta unión con el mundo debilita la fe.*
(Hogar Cristiano, 474)