Libro

El libro de la vida lleva anotadas las buenas acciones de los santos; y el de la muerte contiene las malas acciones de los impíos.
(PE, 52)

El caso de todos será presentado en el juicio y si no han confesado sus pecados, sus nombres serán borrados del Libro de la Vida.
(Carta 51, 6 septiembre 1886)