Medicos

Enseñar a la familia humana que sólo el médico conoce todas las enfermedades de los bebes y las personas de cualquier edad, es una falsa enseñanza, y cuanto antes la gente se mantenga en los principios de la reforma pro salud, mayor será la bendición que sobrevenga a aquellos que realicen el verdadero trabajo médico.
(Spalding and Magan, 137)

Hay hierbas y raíces sencillas que cada familia puede utilizar por su propia cuenta sin tener más necesidad de llamar a un médico de la que tendría de llamar a un abogado.
(Mensajes Selectos 2, 319)

Si yo estuviera enferma, no estaría más dispuesta a llamar a un médico practicante de la medicina en general de lo que estaría a llamar a un abogado.
(Mensajes Selectos 2, 332,333)

La generación actual le ha confiado sus cuerpos a los médicos y sus almas a los ministros.
(C. Salud 37)

Los que no tienen diplomas de médicos, de todos modos pueden realizar mucho bien. Algunos de ellos deben prepararse para trabajar como médicos competentes.
(C. Salud, 539)

Son comparativamente pocos los que ingresan en las facultades de medicina del mundo y salen puros y sin mancha.
(Consejos Maestros, 462)

Nuestros médicos necesitan un discernimiento más profundo de la obra evangelizadora que Dios espera que realicen. Deben recordar que si no trabajan por la sanidad del alma como lo hacen por la curación del cuerpo, no están siguiendo el ejemplo del gran Médico Misionero.
(MM, 51)

Hay muchos médicos que dejaron de ser estudiantes cuando recibieron sus diplomas, que se inflan y sienten que saben todo lo que hay que saber, y creen que no es esencial conocer lo que no saben. Pero los médicos que queremos no son de esta clase.
(MM, 182)