Mensajes

La gran mayoría de los hombres y las mujeres que profesan conocer la verdad, prefieren recibir mensajes delicados. No quieren que se pongan delante de ellos sus pecados y defectos. prefieren pastores acomodados, que no convenzan al presentar la verdad.
(Cada Día con Dios, p.55)