Misioneros

Nuestros miembros no han comprendido que cuando ayudan al avance de la obra en lugares lejanos están ayudando en el trabajo a nivel local.
(Testimonies, 6, p. 27)

No todos son llamados a un ministerio personal en el extranjero, pero todos pueden hacer algo mediante sus oraciones y ofrendas para ayudar la obra misionera. (…)
Un comerciante de los Estados Unidos de América, cristiano sincero, dijo que él trabajaba para Cristo las veinticuatro horas al día. `Todo el día trabajo para Cristo y en la noche mientras duermo, tengo un hombre que trabaja para el Señor en la China.´ (…) ¿Por qué no se unen los miembros de una iglesia, o de varias iglesias pequeñas, para sostener a un misionero en el extranjero?
(Testimonios para la Iglesia T6, 37-38)