Títulos

Aunque toda la hueste angélica estaba a las órdenes de Jesús, él no pretendió ser nadie grande o eminente. No hizo preceder su nombre por el título de “profesor” a fin de agradarse a si mismo.
Los cristianos profesos que obran con falsedad en relación con sus creencias son canales mediante los que trabaja Satanás. El puede utilizar a los miembros d iglesia que no están convertidos para promover sus propias ideas y retardar la obra d Dios.
(Mensajes Selectos, tomo2, 186)