Fábula

La agradable fábula de que todo lo que tenemos que hacer es creer ha destruido a miles… Dios llama a los hombres a usar cada talento que El les ha prestado, a ejercitar cada capacidad que les ha dado; el hombre nunca puede ser salvado en desobediencia e indolencia.
(Review and Herald, 1 Abril, 1890)