Orgullo

El desagrado de Dios ha afectado a la iglesia debido a que en ella hay personas de corazón corrompido. Han deseado ser los primeros, cuando ni Dios ni los hermanos los han colocado allí. (Testimonios, 1, 117) Me fue mostrado el orgullo del profeso pueblo de Dios. Ha aumentado cada año, hasta que ahora es […]

Organización

Si no vemos la necesidad de acción armoniosa, y somos desordenados, indisciplinados y desorganizados en nuestras acciones, los ángeles, que están cabalmente organizados y se mueven en perfecto orden, no pueden trabajar con éxito por nosotros. Se alejan llenos de tristeza, porque no están autorizados a bendecir la confusión, la distracción y la desorganización. (Testimonios […]

Orden

El pecado es desorganizador. Dondequiera que se lo fomente: en el corazón del individuo, en la familia, en la iglesia, habrá desorden, luchas, desacuerdos, enemistad, envidia y celos, porque el enemigo del hombre y de Dios ejerce su dominio sobre la mente. (Carta 55, 8 diciembre 1886)

Oración

No descuidéis la oración secreta, porque es el alma de la religión. (T1, 56) Si la oración secreta y la lectura de las escrituras se descuidan hoy, se podrán omitir mañana con menos remordimiento de conciencia. (T1, 160) Hay tres consignas que deben ser obedecidas si deseamos evitar que Satanás nos gane la delantera; a […]

Oposición

¿Quienes están siguiendo el consejo de Dios en este tiempo? ¿Son aquellos que virtualmente excusan los males entre el profeso pueblo de Dios y quienes murmuran en su corazón, aunque no abiertamente, contra aquellos que reprenden el pecado? ¿Son aquellos que se colocan contra quienes reprenden el pecado y simpatizan con los que obran el […]

Ofensa

Un carácter verdaderamente noble no se rebaja hasta sentirse ofendido por las acusaciones de sus enemigos. (Maranata, 226) Era un dolor continuo para cristo soportar la hostilidad, la depravación y la impureza; pero nunca dijo nada que denotase que su sensibilidad había sido herida u ofendido su gusto refinado. (Ministerio de Curación, p. 121-123)

Ocio

La ociosidad y las riquezas endurecen el corazón. (PP, 152) La ociosidad es la mayor maldición del hombre porque le sigue el vicio y el crimen. (PP, 153) Si cada uno comprendiese que tiene que rendir cuenta ante Dios por su influencia personal, en ningún caso estaría ocioso. (C.P. Jóvenes, 186) La ociosidad es una […]

Obras

Si bien es cierto que las buenas obras no salvaran ni una sola alma, sin embargo es imposible que una sola alma sea salvada sin buenas obras. (Mensajes Selectos, t 1, p.442) Se oye mucho hablar sobre la fe, pero necesitamos oír mucho mas sobre las obras. muchos están engañando sus propias almas viviendo una […]

Objetivos

Una vida sin objetivos es una muerte en vida. (Testimonios para la Iglesia, T4, 410) Nuestros proyectos misioneros constituyen el único gran motivo que exige nuestra atención indivisa en este tiempo. (Alza Tus Ojos, 275)

Obediencia

Cuando las leyes de los hombres entran en conflicto con la Palabra y la ley de Dios, hemos de obedecer a estas últimas, cualesquiera que sean las consecuencias. (Testimonios T1, 73) No será tarea desagradable obedecer a la voluntad de Dios, cuando nos entreguemos completamente a la dirección de su Espíritu. (Testimonios T1, 358) Los […]