Gloria

Dios creo al hombre para su propia gloria.
(La Maravillosa Gracia de Dios, 344)

Cada uno tiene una misión de maravillosa importancia, que no puede descuidar o ignorar, pues su cumplimiento implica el bienestar de algún alma, y su descuido el infortunio de alguien por quien cristo murió.
(Review and Herald, 12 diciembre de 1893)

Todo el cielo esta esperando para ver como vindicamos la ley de dios, declarándola santa, justa y buena. ¿Dónde están los que han realizar esta obra?
(Review & Herald, 16 abril, 1901)

Nuestro señor queda avergonzado por aquellos que aseveran servirle, pero representan falsamente su carácter.
(DTG, 406)

El honor de dios, el honor de cristo, está comprometido en la perfección de carácter de su pueblo.
(DTG, 625)

El oprobio que ocasiona el pecado del discípulo recae sobre Cristo. Hace triunfar a Satanás.
(DTG, 751)

Ya es tiempo de que demos al mundo una demostración del poder de Dios en nuestras propias vidas y en nuestro ministerio.
(General Conference Bulletin, 19 de mayo de 1913, págs. 33, 34).

La vida que Cristo nos ofrece es más perfecta, más plena, más completa de lo que fue la vida que Adán perdió por la transgresión.
(Señales de los Tiempos, vol.3 p.361)

La obra máxima que se puede hacer en nuestro mundo es glorificar a Dios viviendo el carácter de Cristo.
(MS 16, 1900)